Es mejor Marca personal para mi negocio Online?

General - Comentar -

 

 

 Elegir entre marca personal y marca comercial es casi la primera decisión importante que debes tomar cuando te lanzas al mundo emprendedor. Y decidirte por una opción u otra dependerá de dos aspectos fundamentales en tu proyecto:

 

    Cómo es tu negocio. Si ofreces productos o servicios

    Cómo es la estructura que tendrá tu negocio y cómo esperas que sea esa estructura a largo plazo

 

No hay respuesta correcta, cada opción tiene sus ventajas y desventajas. Así que lo que tienes que hacer es sentarte a pensar cuál son tus objetivos y tus planes de futuro para poder escoger la opción más idónea para tu actividad y que más ventajas tenga para ti, y no te quedes sólo a en el corto plazo, analiza bien dónde quieres llegar en el futuro.

 

    Este es el punto de partida cuando empiezas con un negocio. Un inicio desde el cual comenzar a trabajar en un montón de tareas relativas a la imagen e identidad de tu proyecto. No puedes comenzar a construir y diseñar tu logo, o tu identidad gráfica, ni siquiera empezar a vender tus productos o servicios si antes no resuelves este asunto.

 

Marca personal

 

Si eliges fundamentar tu proyecto en tu marca personal tienes que tener en cuenta que la principal característica es que hay una asociación directa contigo como persona. Así que elegir marca personal (tu nombre) es una buena opción cuando ofreces servicios de consultoría, asesoría, cuando una parte de tu negocio es la formación, o dar charlas y conferencias, o cuando lo que ofreces depende directamente de tí.

 

En estos casos te buscarán probablemente porque te conocen con nombre y apellidos, así que estaría bien que el nombre que elijas sea el tuyo, sin más complicaciones. Aunque esto es lo más usual, también puede ocurrir que tengas un nombre demasiado corriente y poco diferenciador o que simplemente no te apetezca usarlo, así que en este caso también te puedes crear un alias.

 

Sea como sea, lo que necesitas transmitir fundamentalmente con la elección de una marca personal es que detrás hay una persona, un ser humano con rostro, emociones y sentimientos.

Ventajas

 

    La comunicación con el cliente es en primera persona, más personal, conectas antes con tu público porque existe más cercanía.

    Es más fácil dar personalidad a tu proyecto, porque muestras tu carácter propio, tu modo de ser, tu forma de transmitir, tus valores, tus emociones y pasiones.

    No es necesario abrirse nuevos perfiles en redes sociales porque seguramente ya tengas creados los tuyos con tu propio nombre. Aunque sí que deberás cuidarlos mucho más ya que tus redes personales pasarán a convertirse en tu ventana a posibles clientes. Si mantienes tus redes personales y creas nuevos perfiles no debes confundirlos nunca. Lo más importante aquí es tener cuidado con el estilo que utilizamos en redes sociales y en cómo transmitimos. Aunque a veces esté poco definido, el límite entre lo personal y lo profesional debe quedar muy claro.

    Es más sencillo posicionarte como especialista en algo concreto, pero a la vez es una desventaja si queremos posicionarnos cómo expertos en varias actividades profesionales.

 

Desventajas

 

    Cuando te muestras como marca personal en muchas ocasiones la percepción que tienen de ti es que eres autónomo, que eres freelance o que eres una sola persona en el negocio. Y eso puede tener como desventaja que la lectura que hagan de ti tus potenciales clientes sea tu limitación, que eres pequeño y que, por lo tanto, no puedes acceder a trabajos que requieran mucha capacidad.

    Otra desventaja radica en que la marca está asociada a ti. Por eso será complejo poder traspasarla a otras manos (pero no imposible, tenemos como ejemplo la academia de inglés de Richard Vaughan, que aunque él ya esté desvinculado del negocio la empresa sigue trabajando su imagen de marca).

    Te puede cansar el estar siempre presente, siempre en primera línea de fuego. Estar tan asociado a la marca de tu empresa es un inconveniente para los que no les guste estar bajo los focos de modo continuo.

    Puede que llegue un momento en el que te gustaría que tu empresa vuele un poco sin ti, pero no puedes desaparecer.

    No te pueden sustituir fácilmente. Si vendes servicios, los clientes que te contraten querrán que tú hagas el servicio, no otra persona. De poco servirá entonces que tengas un equipo de trabajadores competentes. Los clientes querrán que seas tú el que resuelvas sus problemas porque es tu propio trabajo el que ofreces como servicio.

7-img

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 8 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías